El punto G: Qué es, dónde está y cómo estimularlo

When properly stimulated, the G-spot can provide an extreme amount of pleasure. But how do you find it?

Lexi Sylver
Erotica author and sexpert guiding you to shamelessly explore your sexuality
by Lexi Sylver Last updated 06/07/2022

The female g-spot

No es ningún secreto que la excitación y el placer sexual femenino es un poco más complicado que el de su homólogo masculino.

Principalmente porque las mujeres tienen diferentes zonas, por dentro y por fuera, que pueden crear excitación y gozo cuando se frotan de la manera correcta.

El punto G no es un mito. Simplemente es uno de los puntos más difíciles de estimular debido a lo difícil que puede ser encontrarlo dentro de la vagina.

Algunas mujeres nunca encuentran su punto G.

Si a las mujeres les cuesta tanto encontrarlo, imagínate que pocos hombres saben dónde está y cómo estimularlo.

Pues bien, ¡eso se acaba hoy!

Vamos a cubrir todo lo que necesitas saber:

  • Qué es el punto G
  • Cómo encontrar el punto G
  • Cómo estimular el punto G durante el juego en solitario
  • Las mejores posiciones sexuales para estimular el Punto G
  • La eyaculación femenina y el punto G

Question mark on chalkboard asking where is g-spot

El punto de Gräfenberg (más conocido como punto G) es una zona del interior de la vagina de la mujer asociada a la red del clítoris en el interior de la vagina.

Preguntas rápidas

El punto G está situado en la pared interior de la parte abdominal y pélvica de la vagina.

El punto G se describe a menudo como un tejido carnoso y esponjoso que normalmente se congestiona y se hace más pronunciado a medida que aumenta la excitación y el flujo sanguíneo a la zona.

Los estudios demuestran que alrededor del 10% de las mujeres experimentan un orgasmo con chorros con una estimulación adecuada del punto G

Sí, ciertas posiciones sexuales como la mecedora, el estilo perrito, la carretilla y la vaquera erguida facilitan la estimulación del punto G.

¿Qué es el punto G?

El punto G, llamado así por Ernst Gräfenberg, fue un pionero en la investigación sobre la salud sexual y el placer femenino a principios del siglo XX.

El clítoris, aunque se conoce principalmente como la pequeña protuberancia que se encuentra en el vértice de los labios internos de la vulva, es mucho más grande de lo que parece.

El clítoris también puede tener un tamaño y una forma diferentes según el propietario de la vulva. Cuando se estimula adecuadamente, se congestiona y se revela de forma más prominente al salir de debajo del capuchón del clítoris.

Las "raíces" internas del clítoris, que no son visibles desde el exterior, pueden tener varios centímetros de longitud al extenderse hacia la vagina.

Este haz de nervios increíblemente placenteros alrededor de la esponja uretral es lo que se conoce como punto G.

Mientras que el punto G tiene una historia de ser debatido por los científicos e investigadores, al igual que otras zonas erógenas femeninas como el clítoris cuando se "descubrió" por primera vez, el placer que espera a aquellos dispuestos a encontrar y estimular el punto G, ya sea directa o indirectamente, es ciencia establecida.

Como pueden atestiguar muchas propietarias de vaginas (incluida yo misma), la estimulación del punto G durante la masturbación o el juego sexual puede inducir un orgasmo del punto G.

¿Dónde está el punto G?

Location of the g spot inside the vagina

Encontrar el punto G puede ser diferente de una persona a otra.

Algunas mujeres afirman que el punto G es una zona de carne más pronunciada justo dentro de la pared frontal de la vagina que tiene la textura de una nuez suave y ondulada.

La esponja uretral (donde se dice que se encuentra el punto G) puede sentirse ligeramente más suave que la zona que la rodea, pero no siempre es así.

Muchas mujeres son capaces de encontrar su punto G por primera vez durante la autoexploración, cuando no tiene público, y con las ventajas de disponer de más tiempo y menos presión para descubrir su cuerpo.

Esto hace que sea más fácil mostrar y decir a su(s) pareja(s) cómo y dónde encontrar el punto G durante el juego en pareja.

Por supuesto, el punto G también puede estimularse durante el juego con penetración o el sexo con la pareja, pero la primera vez puede ser más fácil sentirlo durante la masturbación.

Además, es mucho más fácil encontrar el punto G cuando estás excitada, porque la sangre que llega a la zona puede hacer que el punto G esté más hinchado y sea más perceptible desde el resto del interior de la vagina.

Estos son algunos consejos para ayudarte a encontrar el punto G:

  1. Ponte en una posición cómoda en la que te sientas más relajada. Pon una música relajante si quieres. Apaga cualquier distracción para poder concentrarte en tu cuerpo y en el placer.
  2. Empieza con una estimulación externa; juega con tus labios y tu clítoris y aumenta tu excitación. Utiliza un poco de lubricante para que el deslizamiento sea más suave mientras juegas dentro y fuera.
  3. Una vez que hayas aumentado el placer, introduce uno o dos dedos en el interior de la vagina, lo que te resulte más cómodo.
  4. Con tu pareja receptiva mirando hacia ti, apunta con la punta de los dedos hacia la parte delantera del cuerpo (hacia la pared anterior/frontal de la vagina). A continuación, desliza suavemente los dedos hacia dentro y hacia arriba unos centímetros dentro de la vagina y, con las yemas de los dedos, empieza a acariciar la pared pélvica anterior.
  5. Deberías sentir una zona con una textura diferente a la del resto de la vagina; puede sentirse más levantada y suele describirse como una zona carnosa, esponjosa o con bultos.
  6. Cuando creas que lo has encontrado, no presiones demasiado. Acaricia suavemente el punto haciendo un movimiento de ida y vuelta con los dedos.

Si no encuentras el punto G de inmediato, o si no te resulta placentero de inmediato, no te preocupes.

La primera vez (o las primeras veces), puede resultar un poco extraño estimular el punto G de esta manera, incluso si ya has tenido juegos o sexo con penetración.

Algunas mujeres describen la sensación como una necesidad de orinar o una extraña sensación de presión.

La estimulación del punto G puede ser diferente para cada mujer y en diferentes momentos del ciclo menstrual, en los que puedes sentirte más o menos sensible o receptiva.

Si has explorado el interior de la vagina cuando estás totalmente excitada y sigues sin encontrar el punto con los dedos, cambia un poco.

Prueba a cambiar la forma en que mueves los dedos, cambia los dedos que utilizas o incluso prueba un juguete para el punto G.

Varía la presión, la velocidad, las vibraciones, etc. Y disfruta del placer de tu experiencia.

No te presiones para estar obligada a tener un orgasmo en el punto G. Si llega, llega.

Orgasmo del punto G frente a orgasmos del clítoris: ¿Cuál es la diferencia?

Womans hand grabbing sheets because of g-spot stimulation

Los orgasmos femeninos pueden ser complicados, lo que hace que sea muy gratificante una vez que se tiene uno, especialmente cuando se evoca uno en la pareja.

Los orgasmos del clítoris y del punto G, o mejor aún, el orgasmo combinado, pueden provocar un sinfín de experiencias fisiológicas diferentes.

El cuerpo de cada mujer es diferente. Sus experiencias pueden variar dependiendo de muchos factores, incluyendo lo relajada que se sienta, su(s) compañero(s) de juego, cómo se estimule, su estado de ánimo, etc.

Estar excitado y lubricado puede contribuir definitivamente a su éxito en la consecución de cualquier tipo de orgasmo.

Si necesita un pequeño impulso en esos departamentos, pruebe VitaFlux para mujeres.

Los orgasmos del punto G, también conocidos como orgasmos vaginales, se sienten de forma diferente y producen una respuesta fisiológica distinta a los orgasmos por estimulación del clítoris.

Durante un orgasmo del punto G, el cuello uterino realmente empuja hacia abajo en el canal vaginal.

Durante los orgasmos clitorianos, la abertura de la vagina se dilata.

Estas dos experiencias orgásmicas pueden ser muy diferentes, e incluso pueden estimularse diferentes grupos nerviosos con cada tipo de respuesta fisiológica al clímax.

Algunas mujeres afirman que los orgasmos del clítoris no son tan intensos como los del punto G o los vaginales, pero esto puede ser una cuestión de opinión, y algunos orgasmos del punto G o del clítoris pueden ser más o menos intensos también.

Dicho esto, otro hecho sorprendente es que la estimulación del punto G puede tener más probabilidades de provocar una eyaculación femenina (o squirting) que los orgasmos de clítoris.

Posiciones sexuales para estimular el punto G

Ciertas posiciones sexuales hacen más probable la estimulación del punto G durante la penetración, y el misionero general no es una de ellas.

A continuación te presentamos algunas buenas posiciones que puedes probar durante el sexo con tu(s) pareja(s) para estimular el punto G.

Estilo perrito

Doggy style sex position for g-spot stimulation

El sexo a lo perrito permite una penetración más profunda y un mayor control sobre el ángulo de entrada, por lo que es una opción para las parejas que experimentan con la estimulación del punto G.

Cómo se hace:

  1. La mujer se pone de manos y rodillas (a cuatro patas)
  2. Su pareja la penetra por detrás con su pene, un consolador con correa o un juguete sexual
  3. La pareja que penetra puede inclinarse hacia abajo o inclinar sus caderas en ángulo para alcanzar el punto G de su pareja

Caballo de balancín

Rocking horse sex position to stimulate the g spot

La posición sexual del caballo de balancín es una variación de la posición de la vaquera erguida.

La posición de la mujer es esencialmente la misma, pero el hombre no se acuesta.

Una vez más, esta posición de la mujer encima le da un mayor control sobre el ángulo de penetración, la velocidad y la presión, por lo que puede lograr una gratificación más precisa.

Cómo se hace:

  1. El hombre (o su pareja con un arnés) se sienta con las piernas cruzadas en la cama, inclinándose hacia atrás y soportando su peso con los brazos
  2. La mujer se sienta a horcajadas sobre el hombre, de cara a él, con las piernas a ambos lados de su cuerpo o rodeando su espalda
  3. Mueve el cuerpo hacia adelante y hacia atrás con diferentes movimientos y velocidades para encontrar el punto adecuado

Bonificación: este movimiento puede ser más íntimo debido a la proximidad de los cuerpos entre sí, y también facilita los besos.

Una mayor intimidad también puede conducir a una mayor comodidad y aumentar las posibilidades de que se produzca un orgasmo (de cualquier tipo).

Spooning

The spooningsex position to stimulate the g-spot

La postura de la cuchara es una posición sexual de bajo impacto que se realiza tumbado y en la que ninguno de los dos tiene que hacer nada realmente difícil.

El ángulo de entrada del pene y la posición de las piernas de la mujer pueden facilitar la estimulación del punto G desde atrás.

Cómo hacerlo:

  1. Acuéstense juntos sobre sus costados en posición de cuchara, con el hombre detrás de ella y de cara a su espalda.
  2. La mujer es la cucharita y levanta sus rodillas dobladas hacia delante para facilitar la penetración de su pareja por detrás.
  3. Con las piernas juntas, esto puede hacer que la penetración sea más ajustada y que haya más fricción vaginal.
  4. Muévanse juntos y experimenten con diferentes ángulos de las piernas de ella hasta estimular el punto correcto.
  5. Además, esta posición facilita la estimulación del clítoris y el acceso a otras zonas erógenas (como los pechos).

Vaquera erguida

Upright cowgirl position to stimulate the g-spotLa vaquera erguida es simplemente la clásica posición de la mujer encima, lo que le facilita a ella el control de la profundidad y el ángulo de la penetración y le hace más fácil encontrar y estimular su punto G durante el sexo.

Cómo hacerla:

  1. La pareja que penetra se tumba de espaldas
  2. La mujer se coloca a horcajadas sobre su compañero de penetración, de cara a él, con las rodillas a cada lado del cuerpo de su pareja.
  3. Experimenta con diferentes velocidades, ángulos y movimientos mientras ella hace rodar sus caderas hacia las de él.
  4. Esta posición también permite a su pareja acceder a todas sus otras zonas erógenas, incluidos el clítoris y los pezones.

También puedes conseguir orgasmos en el punto G con la posición de vaquera invertida, que es igual que la vaquera vertical, pero la mujer se coloca de cara a los pies de su pareja.

Esto cambia el ángulo de penetración.

Dependiendo del ángulo natural del pene o del consolador de su pareja, esto puede hacer que la experiencia sea más o menos placentera y que se estimule más el punto G.

Carretilla

The wheelbarrow sex position for g-spot stimulation

La posición de la carretilla es una posición de entrada trasera similar al estilo perrito.

Sin embargo, en lugar de que ella esté sobre las manos y las rodillas, la pareja que la penetra sostiene sus piernas levantándolas (como lo harían con una carretilla).

El ángulo de penetración puede ser el adecuado para estimular su punto G.

Cómo se hace:

    1. La mujer se tumba boca abajo, apoyando la parte superior del cuerpo en los codos (si es más cómodo, también puede apoyarse en las manos (con las palmas planas). O utilizar almohadas debajo de ella para elevar sus caderas hacia su pareja de penetración.
    2. La pareja que la penetra se coloca entre sus piernas y las mantiene rectas detrás de ella, abriéndolas.
    3. Ajusta la entrada cambiando cualquiera de tus posiciones, levantando más alto o más bajo, y separando más o menos las piernas de ella.

Qué esperar

Woman happy because she found her g-spot

Así que, una vez que encuentres tu punto G escondido en la pared de la vagina, ¿entonces qué? ¿Cómo se sentirá la estimulación del punto G?

Aquí tienes algunas cosas que debes saber de antemano.

¿Qué se siente?

Como ocurre con todos los tipos de estimulación, no todas las mujeres disfrutan o reaccionan de la misma manera a la sensación de la estimulación del punto G.

Sin embargo, el consenso general es que cuando se estimula esta zona erógena, la sensación puede ser entre extremadamente placentera y la necesidad de orinar.

Esto último suele deberse a la presión necesaria para estimular el punto G y a su posición dentro de la vagina, que suele estar justo debajo de la vejiga.

Algunas mujeres también afirman que la estimulación del punto G genera una sensación de calor en todo el cuerpo y la vagina, que aumenta cuanto más se acerca al orgasmo.

¿La estimulación del punto G me hará eyacular?

Studies show that 10 percent of women squirt from g-spot stimulation

La eyaculación femenina podría ser más probable durante la estimulación del punto G, pero también el squirting, que son dos cosas diferentes.

Alrededor del 10% de las mujeres eyaculan con la estimulación del punto G.

Sin embargo, es importante entender la diferencia entre el "squirting" y la eyaculación femenina desde la próstata femenina.

En general, el "squirting" es un acontecimiento que implica la liberación de un fluido fino durante el orgasmo que es muy parecido a la orina.

Técnicamente, la estimulación del punto G puede causar squirting debido a la proximidad del punto G a la vejiga.

En cambio, la "eyaculación" femenina es un líquido más espeso y cremoso que no tiene nada que ver con la orina.

La eyaculación femenina puede producirse durante los orgasmos vaginales, que pueden estar estrechamente relacionados con la estimulación del punto G.

Las mujeres tienen en el interior de su cuerpo lo que suele denominarse la próstata femenina, que rodea la uretra.

La próstata femenina es en realidad las glándulas de Skene, que son pequeñas glándulas situadas alrededor de la uretra.

Durante un orgasmo del punto G, estas glándulas pueden producir secreciones similares a la eyaculación masculina.

Ambas experiencias pueden ser muy placenteras y pueden lograrse de diferentes maneras y en diferentes momentos, dependiendo de los distintos tipos de estimulación.

¿Es segura la estimulación del punto G?

Woman curious about g-spot stimulation safety

Cuando se realiza de forma consensuada, la estimulación del punto G puede ser perfectamente segura.

Asegurarse de que tu pareja con punto G está excitada y bien lubricada antes de la penetración es clave para aumentar su seguridad (y su comodidad personal).

Una vagina bien lubricada es mucho menos probable que genere dolor o experimente microdesgarros durante el juego o el sexo con penetración.

Algunas mujeres encuentran incómodas las sensaciones sexuales directas producidas con la estimulación del punto G, o prefieren estimular el clítoris, lo cual está perfectamente bien.

Ésta es una de las razones por las que es mejor explorar el punto por tu cuenta antes de involucrar a tu pareja: tienes más control sobre lo que sientes y puedes decidir rápidamente si disfrutas o no de la estimulación de la zona.

Preparación

Antes de emprender una misión de autodescubrimiento para encontrar el punto G, a algunas mujeres les resulta útil prepararse con las herramientas adecuadas e incluso con un poco de aseo.

Suministros

Una de las cosas más importantes a la hora de buscar el famoso punto de Gräfenberg es estar excitada y bien lubricada.

Por lo tanto, tener un buen lubricante a mano es esencial (como lo es para cualquier tipo de juego sexual).

La lubricación ayudará a retener los movimientos fluidos necesarios para la estimulación repetitiva, especialmente si utilizas un juguete o haces una sesión prolongada en un intento de alcanzar un orgasmo.

Como nota al margen, si te resulta difícil excitarte, el gel de excitación femenina Promescent puede ayudarte.

Warming female arousal gel from Promescent

Grooming

Cuando tienes más control sobre los movimientos de tus dedos, es más fácil conseguir un buen ritmo; un montón de pelo puede interponerse en el camino.

Además, a algunas mujeres les resulta más excitante cuando las cosas están bien arregladas y pueden sentirse más cómodas o seguras.

Dicho esto, no es necesario tener una vulva desnuda y completamente libre de vello para experimentar el placer.

Lo que te haga sentir más cómoda es la clave. Tu punto G está situado en el interior del cuerpo, por lo que tener una pelusa externa no es un gran problema.

Juguetes

Couple preparing to use sex Poco bendable vibrator for g-spot stimulation

El juguete sexual adecuado puede marcar la diferencia cuando buscas tu punto G o simplemente intentas estimularlo y alcanzar un orgasmo.

La selección de juguetes y vibradores para el punto G construidos específicamente para este fin es bastante amplia.

Algunos vibran, otros pulsan y otros simplemente tienen una punta inclinada única que hace que llegar al punto correcto sea mucho más fácil de manejar.

Aspectos importantes

Aunque el punto G puede no ser una parte legítima de la anatomía sexual femenina, el punto G puede generar sensaciones extremadamente placenteras para muchas mujeres.

Cuanto más se estimulen las diferentes partes de su cuerpo, más comenzará a sentirse excitada, lo que hace más probable que experimente placer, incluso si no llega al orgasmo (todavía).

De hecho, con un poco de autoexploración, un poco de conocimiento y las posiciones adecuadas, es posible que pueda experimentar un tipo de orgasmo totalmente nuevo.

Posiblemente, incluso un orgasmo que conduzca a la eyaculación femenina o al squirting. O tal vez, con un poco de suerte, el esquivo orgasmo mixto (orgasmo simultáneo del punto G y del clítoris).

La exploración del punto G puede ser muy divertida en solitario, pero este punto tan nervioso también puede ser igual de divertido si se estimula con una pareja que comparta la experimentación (o incluso que simplemente te mire mientras lo haces).

La comunicación es crucial en cada paso del camino para que tu pareja pueda entender mejor lo que se siente (y lo que no) y hacer que vuestras experiencias sean aún más placenteras.

No olvides que la práctica hace la perfección, y que disfrutar de cada momento en el camino es la clave.

El orgasmo no es el objetivo: el placer y la conexión con tu cuerpo son las partes más importantes del juego sexual.

Artículos relacionados

Lexi Sylver

Lexi Sylver

Lexi Sylver is the Montreal-based erotica author of "Mating Season" and "All the Queen’s Men". She is also the producer and host of "Cocktails and Erotic Tales" as well as her "Swinging 101" webinar series. As an entrepreneur, advocate, educator, podcaster, public speaker and coach for ethical non-monogamy and sexual empowerment, she regularly contributes articles about sexuality and relationships to ASN Lifestyle Magazine, SDC.com and her personal blog, among other places. Her mission is to promote empowerment and education by guiding you to shamelessly explore your sexuality. Get Lexual at lexisylver.com

Sources:

Absorption Pharmaceuticals LLC (Promescent) has strict informational citing guidelines and relies on peer-reviewed studies, academic or research institutions, medical associations, and medical experts. We attempt to use primary sources and refrain from using tertiary references and only citing trustworthy sources. Each article is reviewed, written, and updated by Medical Professionals or authoritative Experts in a specific, related field of practice. You can learn more about how we ensure our content is accurate and current by reading our editorial policy.

  • Ellibeş Kaya, A., & Çalışkan, E. (2018). Women self-reported G-spot existence and relation with sexual function and genital perception. Turkish journal of obstetrics and gynecology, 15(3), 182–187. https://doi.org/10.4274/tjod.55531. Accessed May 17, 2022.
  • Pisacreta, E. (2010, August 23). Where is the G-spot and what does it do? Plannedparenthood.org; Ask the Experts. https://www.plannedparenthood.org/learn/ask-experts/where-is-the-g-spot-and-what-does-it-do. Accessed May 17, 2022.
The Content is not intended to be a substitute for professional medical advice, diagnosis, or treatment. Always seek the advice of your physician or other qualified health provider with any questions you may have regarding a medical condition.

Comparta el artículo: